Últimos temas
» [NSFW | OTP meme] Who...?
Sáb Sep 16, 2017 12:58 am por  Hyoo Dai Shankh

» Another ship meme (?)
Vie Sep 15, 2017 11:49 pm por  Hyoo Dai Shankh

» From A to Z (A NSFW
Vie Sep 15, 2017 11:15 pm por  Razvan Mihai Hérderváry

» Porque nunca hay suficientes memes...
Lun Jul 31, 2017 1:29 am por  Azeneth Al Assad

» Quien Sostiene...
Dom Jul 30, 2017 2:50 am por  Yuhanna Shirazi

» Cuéntame sobre...
Miér Dic 07, 2016 10:28 pm por  Robert Beilschmidt

» ╭(♡・ㅂ・)و ̑̑ ¡Censo de fines de Año!
Mar Nov 22, 2016 5:58 pm por  Alin Hérderváry

» °˖✧◝(⁰▿⁰)◜✧˖° ¡Censo de Nyotalia!
Dom Nov 20, 2016 7:18 pm por  Ana Braginskaya

» Parent AU meme
Sáb Nov 19, 2016 9:56 pm por  Abraham Al Saud

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» [NSFW | OTP meme] Who...?
Sáb Sep 16, 2017 12:58 am por  Hyoo Dai Shankh

» Another ship meme (?)
Vie Sep 15, 2017 11:49 pm por  Hyoo Dai Shankh

» From A to Z (A NSFW
Vie Sep 15, 2017 11:15 pm por  Razvan Mihai Hérderváry

» Porque nunca hay suficientes memes...
Lun Jul 31, 2017 1:29 am por  Azeneth Al Assad

» Quien Sostiene...
Dom Jul 30, 2017 2:50 am por  Yuhanna Shirazi

» Cuéntame sobre...
Miér Dic 07, 2016 10:28 pm por  Robert Beilschmidt

» ╭(♡・ㅂ・)و ̑̑ ¡Censo de fines de Año!
Mar Nov 22, 2016 5:58 pm por  Alin Hérderváry

» °˖✧◝(⁰▿⁰)◜✧˖° ¡Censo de Nyotalia!
Dom Nov 20, 2016 7:18 pm por  Ana Braginskaya

» Parent AU meme
Sáb Nov 19, 2016 9:56 pm por  Abraham Al Saud

Palabras claves

Los posteadores más activos de la semana


¡Retos para el pueblo!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Retos para el pueblo!

Mensaje por Oscar Vargas el Lun Mar 24, 2014 10:00 pm

No sabía si poner este tema en la parte de juegos o aquí pero creo que cuenta para ambas, so...
Esta es una actividad que surgió en la CB durante unas de nuestras tantas horas de ocio.¿En qué consta? Pues la idea es lanzarnos prompts/retos que vendrían a ser ideas, situaciones o escenarios de los cuales puedan surgir drabbles/viñetas/oneshots, los retos pueden involucrar personajes/ships específicos como no. Por ejemplo: "Problemas en el paraíso: Pequeñas disputas que puedan surgir en la convivencia diaria con tu pareja" - > A continuación, quien decida tomar el reto puede abordar el tema como le plazca según su imaginación y creatividad. Para hacerlo simplemente tiene que postear aqui diciendo que aparta el post para editarlo más tarde con su respuesta y así lanzar un nuevo reto.
Nota: Al apartar el post también se debe dejar asentado el próximo reto, principalmente para que la actividad no se estanque. Por si no soy lo suficientemente clara el post vendría a ser así ->

Tomaré este reto y aquí lanzo el siguiente : " Maldito haciendo de las suyas/?."


Como nadie quería abrir tema me tomo la libertad de lanzar un reto yo :

Conociendo a los suegros: Primeras impresiones.~

Si no ha quedado claro haganmelo saber.
avatar
Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 12/01/2013
Puntos : 1768
Ver perfil de usuario

Oscar Vargas

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Retos para el pueblo!

Mensaje por Dae Al Saud el Dom Mar 30, 2014 10:40 pm

No sé si alguien ya va a tomar este reto, pero como nadie ha posteado nada lo tomaré yo (?) así que lo declaro como mío.

Aquí dejo mi reto: Convivencia en el hogar, como las diferencias afectan y mejoran la relación de pareja <3
avatar
Mensajes : 68
Fecha de inscripción : 15/11/2013
Puntos : 1542
Ver perfil de usuario

Dae Al Saud

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Retos para el pueblo!

Mensaje por Fadi Al Saud el Vie Mayo 02, 2014 10:53 pm

Vengo a pagar mi deuda. Aquí esta el reto que pediste. No me tengan fe, plz

Conociendo a mi suegra~


Spoiler:

Capítulo I

-¡Ya se! Podríamos preparar bollos con canela-Lily estiro sus palmas y más choco con delicadeza, celebrándose así misma por la grandiosa idea, en tanto, su único hijo a su lado no hacía más que vanagloriar a su estimada madre con otro aplauso y un gesto de amabilidad tan antinatural en él que Alessia estuvo a segundos de vomitar sobre la colorida alfombra de la salita de estar, trato de gesticular estar igual de complacida que ellos dos, más no podía sentir otra cosa que unas desesperadas ansias de saltar por la ventana del segundo piso.

Desde que habían llegado temprano por la mañana había sido la misma repetitiva historia, su querida suegra arrojaba sus fabulosas y adorables ideas y Fadi no hacía otra cosa que alardear de lo fantástica que era su madre, ambos relucían lo increíble que era el otro para terminar riendo como el final de un capitulo para niños. Si creyó que sufrir las penurias de su suegro iba a ser difícil, pues estaba muy equivocada, esa sanguijuela pedófila parecía ser sumamente encantador comparado con tolerar a semejantes esperpentos azucarados.

-Traeré más té-La joven madre se puso de pie, siendo interceptada sutilmente por su único hijo, quien apresuradamente le ofreció su brazo para acompañarle hasta la cocina, como si el camino hacía el piso de abajo estuviera lo suficientemente lejos como para llevar un mapa y un guardia que la protegiera del peligro. A Alessia le ataco un tic nervioso en una de sus cejas, fastidiada de ser la invitada invisible en esa enorme casa a la cual llamaban humilde hogar. Por más que ambos se esforzaran en hacerle sentir como parte de su grupo familiar, en realidad no hacían otra cosa que incomodarle, pues en todo el día no había dicho más que un par de palabras, pasando de ser la invitada súper especial al estorbo que inundaba el cerrado y estrecho lazo que esos dos compartían.

Era una desconocida.

O mejor dicho, no era tan importante como su suegra le quería convencer de que era. Comenzaba a ver las garras de esa mosquita muerta que se escondía detrás de su dulzura fingida y gentileza forzada.

Se puso de pie, alisando las blondas de su vestido y camino sigilosamente detrás de la madre arpía y de ese maldito que la había desplazado tan fácilmente ¡Como si no hubieran pasado demasiados años lo suficientemente lejos el uno del otro! Su única trenza se activó como la cola de una cascabel tomando el rastro de los dos individuos en un auténtico GPS.

Afilo la mirada y se apoyó en la puerta de la cocina, ocultando su presencia a la perfección, con ambos zapatos de tacón bajo en una de sus manos por si debía de emprender una veloz huida sin tener que delatar su existencia. Hincada en el suelo, pego la oreja lo más cercano al pequeño espacio abierto entre la puerta y ella extrañando la sensación de no cargar con un arma blanca.

-Esas son muchas cucharaditas de azúcar y sabes lo que pienso de tanto dulce en tu cuerpo, Fadi-¿Eso era un regaño o un consejo? Puso los ojos en blanco, asqueada de que incluso su enfado pudiera parecer adorable, eso explicaba porque su peor es nada baboseaba desde su lugar, podía verlo sin necesidad de estarlo presenciando ¡Era repulsivo! Chasqueo con la lengua, notablemente más irritada que antes y con los celos revolviéndose entre sus entrañas.

-¿Dos entonces?-

-Pues…dos estarán bien-De solo imaginar la sonrisa que traería ese zoquete le causaban ganas de ahorcarlo con sus propias manos y ¡Oh no! Allí venían. Alessia emprendió la retirada a toda velocidad arrojando un jarrón en el camino que oculto en uno de los armarios, llego hecha un jaleo y se arrojó al sofá con una espectacular acrobacia que ni siquiera sabía que era capaz de hacer, reincorporando su peinado y posesionando sus manos sobre sus piernas con el corazón a mil por hora y una sonrisa de ¡Aquí he estado todo el tiempo!

-Nos hemos quedado sin canela, habrá cambio de planes-Lily le entrego una taza de té recién servida a su nuera parpadeando al percatarse de que sus rostro se encontraba ligeramente ruborizado, a Ale-le a quien el gesto no pasó desapercibido se abanicó con una de sus manos aludiendo al calor que estaba haciendo en pleno otoño-Ah, me alegra saber qué es eso, creí que podrías haber pescado un resfriado-

-Es lo único que puede pescar, eso y mi mal gusto-Murmuro Fadi con un eje irritable que apenas fue eludible para su madre, pero no de igual forma para su novia, quien en un descuido de la rubia señalo sus dedos degollando su cuello en una mímica muy dedicada y trabajada por los años que ambos comprendían como una lengua materna.

“Maldito arrogante”

“Zorra mentirosa”

“No tienes pruebas de nada”

“Tu carota te delata”

El resto de la tarde y la velada prosiguió tal cual Alessia había avecinado durante días, con una calma a la que jamás podría acostumbrarse. Era la paz de Lily la que la perturbaba sin dejarle espacio ni de respirar, eso y que Fadi no pareciera tener ojos para nadie más en esa enorme casa. Suspiro con resignación fingida dándose vueltas en la cama mirando el techo como si este le fuese a otorgar las respuestas y soluciones que tanto buscaba, pero por más empeño que deseaba ponerle la única alternativa se centraba en arrojar ese pequeño cuerpo a una fosa séptica. Estaba por quedarse dormida en ello cuando alguien toco a su puerta.

-¿…Puedo pasar?-La castaña puso un rostro de fastidio mientras el tono de su voz susurraba teatralmente azucarada un “adelante~” que no hacía más que imitar de mala manera la forma de ser de su querida e insoportable suegra. Lily empujo la puerta con lentitud cargando una taza humeante que llevaba el dibujo de una cabra de caricatura.-Creí que no podrías dormir, así que te traje una taza de leche caliente-Se adentró con la ropa de dormir puesta y un chal sobre los hombros que no lograba darle darle un toque mayor. Alessia se sentó en la cama medianamente sorprendida y sin poder responder nada a cambio, pues no le nacía agradecer tal gesto que no había pedido-¿Extrañas tu casa?-Era una broma ¿no? ¡Ya no era una niña! Es más, le parecía absurdo tener que estar en otro dormitorio como si fuese desconocida la relación que mantenía con ese pedazo de subnormal cabeza de paja.

-¡Para nada! Aquí es muy agradable, te he~-Sujeto la taza entre sus manos a pesar de que estuviera caliente y le estuviera martirizando la piel.

-Me alegra mucho saber eso-Apacible tomo asiento a su lado observando la puerta-Estaba un poco nerviosa-Se golpeó con suavidad la cabeza sacando la lengua de forma juguetona-o tal vez muy nerviosa-Alessia no pudo ocultar su asombro y bebió un sorbo de leche.

-¿Ah, sí?-

-Así es. Es la primera vez que Fadi trae a alguien a casa-Probablemente Alessia no comprendió bien el concepto, pues en su mente figuraba que en la vida del cabeza de paja tenía entendido que hubo pocas personas importantes, un fracaso mutuo y pues ella. A menos que existieran más personas que ella no conociera…uy, como de pronto se le hacía un nudo en la garganta de la pura molestia. Aunque el aludido quien vigilaba de cerca todo lo que sucedía dentro de ese dormitorio sabía perfectamente que era una referencia global-Es un buen niño, pero creo que le cuesta mucho hacer amigos. Nunca invito a nadie a jugar y tampoco iba a otros sitios a divertirse. Estaba muy apenada por ello-Ale-le tuvo que atragantarse con la leche para poder cortar el hilo de esa conversación, se le estaba empezando a hacer incómodo y difícil de seguir. No quería saber más de ese tema, mucho menos con el asqueroso espía estando tan cerca ¡Sí, lo sabía!-¿Te encuentras bien?-

-¡Claro que sí! Se me ha ido por el camino antiguo-tosió innumerables veces hasta que Lily se dio cuenta por sus propios medios de lo tarde que ya era y se retiró dándole las buenas noches.

-¿Camino antiguo?-Fadi asomo la cabeza recibiendo una almohada en el rostro como respuesta y advertencia de que se largara.


Capítulo II


¿Cuántos días más serían? Estaba empezando a enfermar, sentía cientos de huevos en sus ovarios haciendo eclosión al mismo tiempo y nada tenía que ver el jodido ciclo menstrual. Se revolcó sobre la cama para luego ahogar sus gritos contra la almohada. Tuvo que tomar aire y recobrar el sentido después de haber pasado casi dos horas completas sintiendo lastima con ella misma por su deplorable momento.

¿Y dónde estaba ese cretino que no la estaba consolando? Ah, era cierto, se había ido a alimentar a los animalitos junto a su madre, seguro estaban de la mano con una canasta repleta de fresas a cada lado dando saltitos por la pradera mientras tarareaban canciones amorosas. Bufo a modo de queja ya bastante aburrida de tener que compartir tiempo con las paredes y los muebles del dormitorio.

Le tomo poco tiempo decidir qué hacer con su rato libre, dos horas desde que se habían marchado. Se detuvo a observar el reloj, lo que quería decir que tenía una hora a solar hasta que ambos regresaran. Era una buena idea recorrer por los alrededores en búsqueda de secretos escabrosos con los cuales poder extorsionar.

Sin miramientos comenzó por el cuarto de cabeza de paja, como era de esperarse estaba hasta el techo repleto de libros, al fin y al cabo fue buena idea pasar las noches en un cuarto propio, ya que, un solo movimiento en falso significaba una avalancha de papel empastado. Se movió como una víbora de aquí hacía allá registrando donde pudiese haber objetos de su interés, documentos, papeles con recordatorios, notas sin importancia y fotos. Recorrió cada foto del álbum familiar y de la cajita con individuales, cada una de ellas eran de él y su madre, de su madre y él, o de su madre, ninguna sola era suya, ni siquiera el separador de su libro actual tenía un coño que pudiera recordarle a ella, pero que coraje.

No pudo darse el lujo de encontrar información para poder gozar, todo lo contrario, el material excesivamente sano le colmaba y el saber que nada de lo que tuviera ese estúpido hacía referencia a su persona ¿¡Por qué no mejor se casaba con su madre!? ¡Parecía ser mucho más feliz con ella!

Pisoteo fuertemente el suelo como si con eso pudiera amenizar su furia y se sentó en la entrada de la casa sobre la última escalera con las piernas cruzadas y las ganas de marcharse pronto de allí. Estaba claro que no lo estaba disfrutando ni un ápice y ya no estaba tan segura de querer ganarse el aprecio de sus dos suegros ni siquiera por la fuerza, pues ya no era divertido como antes. El grandulón era lo suficientemente estúpido como para dejarlo contento diciéndole que le daría todos los nietos que quisiera, no molestaba nunca, jamás llamaba y ni siquiera estaba interesado en si seguían con vida, encantador, pero la mosca rubia iba a ser hueso duro de roer, parecía muy empeñada en no dejar escapar a su hijo y se lo hacía saber llevándoselo sin ningún tapujo en sus narices.

-¡Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhh!-Grito con fuerza pataleando enojada con ella misma ¿a qué venía esa actitud? ¿Cómo era posible que hubiese pensando tanta tontería junta? ¡Por el amor de Dios! Golpeo sus manos fuertemente contra sus mejillas hasta dejarlas enrojecidas, este era su territorio, ese engendro psicópata era su novio, futuro marido y aunque no lo quisiera seguramente padre de sus hijos (…) mejor eso no. Iba a pasar el resto de sus pútridos días con ese fenómeno y lo iba a torturar hasta que su cuerpo fuese devorado por los gusanos, cabeza de paja era suyo, tenía su nombre incluso antes de nacer, destinados y ella lo sabía muy bien y no iba a permitir que nadie se entrometiese aunque eso significara eliminar a los sujetos indeseables en el camino.

Y Lily se había convertido en un sujeto indeseable.

Y la iba a patear fuera de la pista.

Capitulo III


-Te has dejado atrás al vaquero y al policía-Burlo al verle vestido con una camisa a cuadros muy anti él y un casco de construcción recubierto de lodo. Fadi le dedico una mirada fulminante y un chasqueo de lengua en tanto depositaba una pesada bandeja en el suelo para masajearse los hombros haciendo un intento por ignorarla, poco después llego Lily con un par de canastas con todo tipo de berries causando un tiritón de ojo en su nuera.

-¿Quieres que te masajee los hombros?-Alessia brinco haciendo amago de sus nuevas cualidades de bailarina descubiertas hacía unos días atrás, se posesiono detrás del rubio quedando bastante más debajo de lo que recordaba que llegaba y estirando sus manos para sujetar sus omoplatos y arrojarlo a la silla que adornaba la entrada.

-¡Yo puedo hacerlo! Te he-Fadi percibió un escalofrió recorrer todo su cuerpo, con una ceja enarcada y tratando de mantener la compostura observo a su novia con una interrogante que supo que dejo bien clara en ella ¿Qué crees que haces? más la chica apenas se inmuto por darse a entender y apretó con fuerza su cuello haciendo crujir sus huesos.

-Te lo encargo, Alessia-Lily sonrío de lado a lado pasando frente a ellos sin oír como los puntos tensos de su hijo eran quebrados a palos por unas manos torpes que más parecían querer provocarle una paraplejia que un placer momentáneo.

-Puede que no lo haya dejado claro ¿Qué haces?-Increpo adolorido y sin ánimos de retirarse de allí por la curiosidad que su extraño actuar le provocaba.

-¿No puedo darle atenciones a mi novio?-Fadi enarco una ceja, no era extraño cuando una chica normal era cariñosa con su novio normal, la cuestión era que allí ninguno de los dos calzaba dentro de la palabra "normal” y eso le hacía sospechar como de costumbre, podía continuar interrogándola hasta acorralarla contra la pared de no ser porque sus manos estaban tenebrosamente cerca de su cuello y su yugular como para desear sonsacarle la verdad. No tuvo mejor alternativa que someter su cuerpo al peor masaje de la historia de la humanidad.

-Me lo he dejado en la sala de estar-Comunico a Lily la inocente joven quien hacia una espectacular entrada victoriosa para girar haciendo elevar los flecos de su falda y apoyarse en el marco de la puerta de la despensa para cautivar su atención.

-Muy buen trabajo-La pequeña rubia limpio una mesa con un trapo y lo colgó encima del horno para que pudiera secarse, no sin antes asegurarse de que el pan se estaba cociendo y con una expresión satisfecha puso una tetera con agua a hervir-¿Tomas un té conmigo?-Giro sorpresivamente al tiempo que la mano de Alessia se escondía con rapidez detrás de su espalda como si se estuviese reacomodando los listones del delantal floreado que se había puesto antes de entrar allí. Sin demostrar incomodidad soltó un efusivo “Si” tomando asiendo al frente de ella en la mesa del desayuno.

Jugueteo con sus manos tomando cada elemento de la mesa como si de verdad le interesara la porcelana tan colorida de la cual su suegra se encontraba sumamente orgullosa. Un poco incomoda se sentó de lado, pues la fina punta del cuchillo que había escondido empezaba a picarle el final de los muslos, más tendría que soportarlo hasta tener la correcta oportunidad. Lily sirvió su taza caliente y se la acerco donde no fuese peligroso, entregándole un frasco de azúcar y otro con cubitos dorados dulces. Alessia tomo tres pequeños cuadrados y los dejo diluirse en el contenido de la taza con tulipanes revolviendo con lentitud.

-Está helando. Ya cae un poco el invierno. No sé cuál de todas las estaciones es mi favorita, cada una de ellas tiene cualidades adorables. Cuando Fadi era pequeño, su favorita era el invierno, salíamos a jugar y a hacer muchos muñecos de nieve-Lily puso su dedo sobre sus labios pensativa-También le gustaba mucho la navidad y el año nuevo-rio con ternura como si estuviese divagando sobre secretos ultra íntimos.

-Ustedes dos se llevan muy bien-sonrío de igual forma, pero sin el mismo toque de ternura, más bien escondiendo sus desesperadas ganas de hacerla silenciar.

-Hum, sí. Pero ahora estoy un poco celosa, porque tú también le conoces muy bien-Se formó un silencio, para una de ellas escabroso y eterno; para la otra un agradable instante de compartir miradas confusas.

-¿Celosa?-Pregunto sin poder resistirlo más.

-Sí. Es un poco extraño acostumbrarse a que ya no es mío. Temo mucho decepcionarlo  y a ti también, por eso pongo todo de mí para nadie se dé cuenta-Inflo los mofletes con un rubor que cubría sus blancas mejillas-¡Igual estoy feliz! Porque por fin tengo una nuera, que es atenta, gentil y linda con mi pequeño. Son sentimientos muy diferentes ¿No te parece?-

-Jejeje bastante…t-tengo que ir al tocador, ya sabes, para hacer, bueno, ya sabes-Alessia se puso a tientas de pie sujetando su delantal y saliendo a toda prisa de allí para dirigirse al baño donde se encerró y se dejó deslizar por la pared hasta el suelo.

Oh, diablos. Se sujetó la frente sacando el cuchillo de sus partes para arrojarlo al final del cuarto donde se estrechó contra la baldosa y reboto hasta caer cerca de sus pies. Tomo aire y se quedó allí abrazando sus piernas para esconder su rostro entre sus rodillas.

-¿Sigues ahí?-Una pesada mano choco contra la puerta del baño, alguien había despertado de su larga siesta obligada y venía a molestarle. Ya no hacían el cloroformo como antes.

-Lárgate, cabeza de paja-Fadi noto como la cien empezaba a latirle con fuerza, rodo los ojos inspirando todo lo que sus pulmones le permitieron y abusando un poco más, pues necesitaría tranquilidad extra para no perder los estribos.

-¿Puedo pasar?-Por más que la castaña pusiera negativas no hizo ninguna lucha contra él para que quitara el pestillo desde afuera y empujara la puerta con el espacio suficiente como para que pudiera cruzar hacia adentro.

-Mi mamá esta…-

-¡Cállate de una vez! Si vuelvo a oírte decir “Mi mamá esto o aquello” juro que te arrancare la lengua-Carraspeo y tomo asiento a su lado, molesto de sentir el frío en sus piernas, apoyo su cabeza contra la puerta resguardando silencio durante lo que considero prudente pasando por alto el cuchillo que amenazante se apoyaba entre los zapatos de charol de Alessia y sus propias zapatillas.

-Deberías resguardar mejor tus celos-Proclamo con tranquilidad apartando el tema de su madre para no causar una guerra mundial en ese pequeño espacio a pesar de que por dentro esperaba poder averiguar más de todo eso, pudiera ser la primera vez que le sentía honesta y desaprovecharlo era perjudicial para la salud.

-Tú y tu complejo de Edipo de verdad me colman-Bufo restregando papel higiénico contra su nariz sin darle la contraria.

-Hice mi elección desde hace mucho, si no eres lo suficientemente lista para comprenderlo, no me jodas a mí-Con los nervios crispados se masajeo el puente de la nariz, hastiado de tener que explicar lo que consideraba tan evidente, tener que retomar el tema era agotador.

-No has hecho más que ignorarme, sanguijuela-Quejo con fuerza ya no tan valiente como para continuar en la negación.

-Te escogí a ti, siendo tú, con eso es más que suficiente. No tengo porque demostrártelo todo el tiempo-Ella no era exactamente el tipo de chica porque el que todo el mundo arrojaba flores y corría desesperadamente a pedir su mano y así estaba bien para él, porque siendo tan diferente no era el prototipo deseado, al mismo tiempo podía tener exclusividad sin esforzarse, pero pudiese ser que estuviese muy perezoso el último periodo. Inspiro con tranquilidad y ladeo la cabeza sin llegar a apoyarse sobre su hombro aun así quedando bastante cerca.

-No necesito tu compasión-

-No planeaba dártela-sentenció con un tono más bravo que el anterior apoyándose sobre ella por la gracia de hacerle enfadar, se relamió los labios al rato de no pronunciar palabra y aunque su boca se abrió no dijo nada, se mordió el labio inferior y como quien no quería la cosa se enderezo para no sufrir un ataque de tortícolis-Muy buena primera impresión que has dado. Esta tan contenta que incluso se ha ofrecido a hacer mi maleta-Omitió apropósito el “mamá” queriendo conservar la lengua-y yo le he dicho que la ibas a hacer tú-Otro bufido le dio a entender que estaba siendo escuchado. Alessia sorbeteo por la nariz y se apoyó con facilidad sobre su hombro, así él pudo caer sobre su cabeza sin utilizar todo su peso.

-Ya la hice-

-Seguro quedo horrible-
avatar
Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 10/06/2013
Puntos : 1649
Ver perfil de usuario

Fadi Al Saud

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Retos para el pueblo!

Mensaje por Robin M. Jones el Dom Mayo 04, 2014 1:13 am

Yo tomo el reto~! Y de hecho ya lo hice :D

Fic coso:

Domingos
.

Son días de descanso. Días para relajarse y estar echado en el sofá todo el día. Un domingo perfecto era aquel en el que no te levantas ni para ir a la tienda, por suerte, Razvan había comprado todo en la lista de Shun el día anterior y no tenía ni un solo pendiente. Y eso significaba que podría pasar todo el resto del día acurrucado con Shun en la cama haciendo “cositas”.

La vida perfecta, en verdad.

Lunes
.

El día más tedioso, aburrido y que Razvan más odiaba.
Por la forma en que sus horarios estaban hechos Shun se levantaría primero mientras que a Razvan le tomaría todavía una o dos horas más antes de si quiera pudiera abrir los ojos; le tomaría otros veinte minutos para meterse bañarse, dónde pasaría una hora ahí tratando de despertarse y luego quince minutos agradeciendo a Shun por dejarle el desayuno preparado. Alrededor del medio día ya ninguno de los dos estaría en casa.

Ya entrada la noche, ambos estarían en casa descansando del largo día.

Martes
.

Es el día en que Shun descansa tanto del trabajo como de la escuela, lo que significa que Razvan toma la batuta como amo de casa. Por única vez en la semana se levantaría y se ducharía con rapidez, prepararía el desayuno para él y para Shun; se regresaría al cuarto para levantar a Shun y despedirse para luego partir a su trabajo.

A las diez de la noche volvería del trabajo a una cena caliente y lloraría lágrimas de felicidad mientras le decía a Shun lo magnífico que era y cómo moriría sin él ahí.

¿Qué más podía pedir?
Miércoles
.

Sería el día en que ambos se levantarían al mismo tiempo puesto que sus horarios coincidían. Shun se bañaría primero porque debía salir antes que Raz, ya que su escuela estaba más lejos, eso significaba más tiempo para dormitar para Raz. Shun haría el desayuno mientras Raz se bañaba. Ambos comerían juntos en la mesa por primera vez en la semana y se despedirían con un pequeño beso antes de tomar caminos diferentes en la calle.

Jueves
.

Normalmente era un día agitado, pero aquel día Shun había caído enfermo y Raz había tenido que tomar el rol de Shun por segunda vez en la semana. Para cualquiera que lo conociera sabrían de primera mano lo raro que es que Razvan cuide tan desinteresadamente de otro ser viviente. Pero era en días como esos que las personas cercanas a Raz se daban cuenta de lo mucho que había cambiado. Llamaría al trabajo para avisar que no iría, luego a la escuela de Shun y desconectaría el teléfono para que no los molestaran.

Raz le haría sopa de pollo y lo obligaría a quedarse en cama porque de verdad, Shun podía ser demasiado terco en el asunto “Alguien más cuida de mí” Y si tenía que usar magia para mantener a Shun en cama, joder, lo haría sin pensarlo. Aunque nunca había tenido que llegar a tal extremo y le agradecía al universo por eso.
Raz era una persona responsable y atenta. Especialmente si implicaba a Shun.

Viernes.


Sería otro día en el que Raz se quedaría dormido hasta tarde, especialmente porque ese día tenía el turno de noche y no podía faltar. Shun se iría primero y no se verían hasta el día siguiente, puesto que para cuando Shun volviera, Raz ya se habría ido al trabajo, dejando atrás una deliciosa cena y algún dibujo tonto que siempre hacía cuando trabajaba de noche.

Sería de madrugada para cuando Raz regresara, cansado y con sólo un pensamiento en mente: Ir a la cama; aunque por cuestiones de higiene se bañaría primero antes de acostarse.  Después, una  vez limpio y en pijama, se escabulliría en la cama, rodearía a Shun por la cintura con sus brazos y depositaría un beso en la base del cuello del asiático antes de caer dormido.

“Buenas noches”

Sábado.

Normalmente tenían visitar ese día, si no era el hermano molesto de Raz, era el hemano irritable de Shun o a veces los dos juntos. Más o menos alrededor del mediodía llegarían,  hora para cuál solo Shun estaría despierto (“Joder, que unos trabajaron hasta altas horas de la madrugada. Dejen de fastidiar”) y los recibiría con una taza de té. Unas dos horas más tarde un cansado y hambriento Razvan entraría por la puerta de la cocina (“Ponte algo de ropa, por el amor de Dios”) demandando comida.

A las cinco o cuatro de la tarde sus invitados se irían (o Raz los correría) y tendrían el resto del día para ellos. A veces, Shun se concentraba en sus estudios y Raz se mantendría entretenido viendo la tele o leyendo algún libro tonto. Pero si ambos estaban libres se podrían a ver una tonta película o alguna serie buena que estuvieran pasando (“Es enserio, no eran conejos ni nada por el estilo”)

Aun que lo último podía variar dependiendo de su humor.

Y este solía ser su semana, con variantes. Habías peleas, como en todas las relaciones, no eran perfectos ni en lo más mínimo y a veces esas peleas terminaban con Raz desapareciendo por un par de días (Yendo con Davie a esconderse) pero siempre terminaban arreglándolo (Aunque eso significaba que Raz sería la ama de casa por las siguientes semanas hasta que Shun lo perdonara por irse).

Ambos habían cambiado con el transcurso de los años para estar con el otro más a gusto. Raz haciendo el cambio más radical, pues su vida de adolescente había quedado en el completo olvido e incluso la magia, que siempre había sido un rasgo característico de él, había pasado a segundo plano.

¿Qué si duraría para siempre? Quién sabe

¿Qué si era perfecto? Por supuesto que no.

¿Qué si valía la pena? Cada minuto de cada día.

Y lanzo el reto de~ : Una de besties quejándose de su inadecuada y carente vida amorosa!
avatar
Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 21/04/2013
Puntos : 1635
Ver perfil de usuario

Robin M. Jones

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Retos para el pueblo!

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.